Una vez (Número 1)

  • Una vez entré el segundo a un Corte Inglés.
  • Una vez casi estuve a punto de ver a los Beatles.
  • Una vez me equivoqué de pueblo donde iba a cantar: Cutanda. No es Tanganica, está en Teruel. Allí había un letrero en el escenario que ponía: “Prohibido tirar colillas a los músicos”.
  • Una vez vi otro letrero en un bar: “Prohibido blasfemar sin motivo”.
  • Una vez vi actuar a Jeannette en un hotel cuando ella comenzaba en el mundo del espectáculo. El guitarrista era Toti Soler y moi même trabajaba de camarero en el hotel.
  • Una vez serví (ya que estamos en el momento “hostelería”) a Pilar del Río, anciana actriz mexicana, que casi no hablaba, pero tenía muy mala leche.
  • Una vez en Peñíscola (también de camarero) serví a Luis Aguilé…
  • La primera vez que vi un gran espectáculo musical fue a Antonio Machín, en 1965 en Andorra (Teruel). Me pareció lo más grande del mundo.
  • Una vez vi cantar a Josephinne Baker y otra a Frank Zappa. No era la misma vez…
  • Una vez no acerté ningún resultado de una quiniela de 15. No me dieron nada.
  • Una vez fui al mar y probé el agua para constatar que era salada. Y efectivamente…
  • Una vez estuve de botones en un hotel y volví después de muchos años como cliente. Sentí un morbo especial, sí.
  • Una vez una sueca me dijo “¿quieres venir a la cama?” y le dije que no.
  • Una vez me hice una foto con Kubala.
  • Una vez fue la primera vez.

Joaquín Carbonell