Inicio  |  Canta  |  Escribe  |  Prensa  |  Multimedia  |  Fotos  |  Conciertos  |  Enlaces  |  Tienda  |  Contacto

Entrevista - "Clásica y Moderna"

Carbonell tiene ya a punto su nuevo disco, Clásica y moderna, que aparecerá en primavera con el sello Sello Autor. Contiene 13 canciones, que incluyen alguna versión. Ofrecemos aquí una entrevista con el autor, donde explica su proceso creativo.

La producción

El disco lo dejé en manos de Philippe Charlot de nuevo. Fue el productor y arreglista de La tos del trompetista y quedé muy satisfecho. Philippe me acompaña como guitarrista desde hace tiempo (en España, en Francia como en Argentina) y entiende perfectamente mi música.
Cuando me planteé trabajar con Philippe lo hice desde la premisa del riesgo: ¿qué pasaría mezclando unas canciones muy españolas con una mentalidad muy francesa? Huyo de las obviedades, de los caminos trillados, de lo que tiene que sonar como tiene que sonar. Siempre me ha gustado ir un poco más allá. Y lo he encontrado con Philippe. Como además algunas de mis composiciones están muy influidas por la chanson, necesitaba precisamente músicos franceses. La mezcla es muy atrevida pero también muy saludable. Creo que todo suena distinto, muy orgánico, con la maestría de estos intérpretes que son excepcionales. Sin duda, si uno quiere tocar un swing debe acudir a un músico francés. Se le podrán reprochar muchas cosas a este disco y a estas canciones, pero no el deseo de encontrar nuevos sonidos, y armonías diferentes. Hay que viajar más, intercambiarnos, regalarnos ideas, arriesgarnos.




Joaquín Carbonell pregunta a Joaquín Carbonell

¿Por qué Clásica y moderna?
Porque me pareció un título muy sugerente. En realidad no se sabe de qué habla, si de la música o de los tiempos.
Habla de eso, es cierto, pero también de la librería Clásica y moderna de Buenos Aires, donde cada año me invitan a cantar.

¿Es un disco clásico y moderno?
Es posible. Pretendo que sea un disco que hable de estos tiempos, pero realmente la forma no es muy moderna. Siempre digo en mis conciertos que yo hago música clásica, y la broma se puede entender en el sentido de que utilizo la herramienta clásica de hacer canciones: unos textos muy trabajados con una melodía sencilla pero agradable. No te creas que es algo al alcance de cualquiera, después de escuchar lo que suena por ahí.

Es un disco de cantautor
Claro, no vamos a engañar ahora a nadie a estas alturas. Y los cantautores se muestran con una fórmula que no admite cambios: compromiso social, pero también con la lírica, con la palabra, con el texto, con el ingenio. Un cantautor que no cuide los textos no merece respeto. Y en la música ya puede entrar cualquier cosa: desde un rap hasta un R&R. Todo es el mismo lenguaje. Pero lo que distingue a un cantautor son los textos sin duda.

¿Y qué cuentan los textos de Clásica y moderna?
Lo de siempre; las canciones sufren muy pocas innovaciones a lo largo de los años, es algo que es difícil de variar. La canción es un género muy limitado, que posee unas connotaciones: dura poco, entre tres y cuatro minutos, con lo que no puede relatar grandes historias; para eso ya está el cine o la novela. A la canción le van bien los sentimientos, las pequeñas historias de amor o desamor, el relato de valores muy clásicos, muy reconocibles por todos. La canción admite muy bien el ingenio, la ironía, los juegos de palabras, las metáforas, y cuando aparece uno de esos destellos, se notan, deslumbran al oyente. Y no nos olvidemos, las canciones tratan sobre todo de emocionar, de mover los sentimientos más profundos. No importa lo moderna o clásica que sea una canción, casi siempre habla de lo mismo. Y además, el público espera eso precisamente.

En todo caso, ¿qué temas toca en el nuevo disco? ¿Repasamos las canciones incluidas?
1.- A mi lado todo son ventajas: Nace de una frase publicitaria que descubrí y que pensé que podía dar pie a una canción. Así es. Es un swing lento con mucho humor.

2.- Nubes de langosta: Es una canción muy antigua, pero nunca encontré el momento de grabarla. Se la canté a Labordeta en un camerino y le gustó mucho. Así que decidí grabarla ahora. Es un clásico. Ahí está sobre todo el Bob Dylan juvenil. La hemos grabado a dos guitarras y un bajo nada más. Y la voz mía y de Philippe.

3.- Clásica y moderna: un swing que en un momento se torna endemoniado, velocísimo. Tenía muchas ganas de hacer un swing manouche, para que me acompañase un guitarrista de este estilo. No me puedo quejar, no me canso de escuchar la guitarra de Yorgui Loeffler. Buscad en google y veréis su calidad. Un gran guitarrista francés. La letra está repleta de nombres literarios, de lugares en Buenos Aires.
Tiene muchos guiños. Finaliza con la lectura de numerosas obras literarias argentinas en la voz del locutor David Marqueta.

4.- Tuve 30: Es una canción de Maxime Le Forestier, un grandísimo cantautor francés. El día que la escuché me enamoró y no paré hasta versionarla al español. Era muy difícil de hacer pero ha quedado muy aceptable. Me acompaña a dúo la cantante Bebop, en una grabación muy simple.

5.- Dedicado: ¡Me encanta esta canción y me encanta su autor, José Córdoba, el Chivi! Sí, es de Chivi el Pornoautor, uno de los mayores talentos creativos de este país. Prepara disco en serio y será una sorpresa. He versionado Dedicado a mi estilo, muy limpito todo, muy Dylan, sin duda.

6.- Madeleine: Al grabar esta canción me di cuenta de que iba a tener problemas: no habla de la niña Madeleine que todos conocemos sino de otra Madeleine que decidió dejar de vivir en Alicante. Su historia me conmovió a través de un relato que hizo El País, y fue el detonante. Si además esa Madeleine conoció a Brel y Brassens, estaba claro que tenía que hacerle una canción. Está hecha recreando aquellos años del París de los 60 y creo que hemos logrado un magnífico ambiente.

7.- Tus ladrones: Otra canción de Chivi. En este caso inédita. Le pedí una letra y me envió ocho. Con ella hice la música que sale en el disco, un country clásico. Es una canción alegre, vitalista, aunque habla de ladrones.

8.- Lujuria japonesa: Escuché a la gran cantante argentina Adriana Varela decir una frase y me sugirió esta canción: Huevadas me proponen que me cago de risa. Así empieza. Luego había que añadirle un poco más de letra pero me gusta. ES una balada clásica muy bien orquestada. En todos mis discos hay baladas y en este no podía faltar.

9.- Dame besos de amor: Un vals. Me encantan los valses con cierto tono texmex. Aquí Philippe le ha incorporado un acordeón muy francés y la mezcla es novedosa.

10.- Pero ha llovido: Y en todos mis discos suele haber un bolero. Es éste. Tiene una historia curiosa. Está incluido en la novela Hola, soy Ángela y tengo un problema, que edité este año. Allí se cuenta que Joaquín Sabina compone una canción para la cantante Ángela, y ambos la graban. Pues, bien, la canción es ésta. Me pareció que valía la pena incorporarla. La letra está escrita a tres manos: la mía y la de dos jóvenes cordobeses de un talento descomunal, que ya escribieron Cachito lindo en el disco anterior, La tos del trompetista. La letra tenía que tener la perfección de Sabina junto a su toque personal. Creo que lo hemos logrado. Para completar el proyecto necesitaba una voz que hiciese de Ángela. La teníamos en casa y es excepcional: Ludmila Mercerón, la fantástica cubana que vive en Zaragoza y posee una voz perfecta. Ella hizo además los arreglos y los coros finales, en un alarde de creatividad asombroso.

11.- Días de gloria: Verán, mi infancia estuvo marcada por la rumba catalana. Allá en Sitges, donde pasé mi adolescencia como botones en un hotel, las extranjeras se pirraban por la rumba. Nosotros la aprendimos para ligar y daba resultado. Con el tiempo he querido rendir ese homenaje a esos rumberos que actuaban en el Casino el Prado o en el Retiro. El guitarrista que toca aquí es gitano y francés.

12.- Suelta la pasta ya: Me gustó tanto cómo quedó en el disco de los Cantautores en directo, que la he vuelto a grabar más arregladita. Es la canción de Bruce Springsteen del disco homenaje a Seeger: Pay me my Money dowm. Auténtica canción de cantautor.

13.- Color café: Le llaman bonus track cuando habría que decir Canción regalo. Eso es. Es una versión en español de un himno francés del mismo título compuesta por Serge Gainsbourg. Aunque parezca mentira en España es completamente desconocida. Me acompañan las Ginger Ladies, tres voces francesas fantásticas.

¿Algo más?
Sí, que hemos grabado un disco con canciones fuera de su tiempo. Si miramos a nuestro alrededor y analizamos la música que nos acompaña en todas partes, veremos que carece de alma. Fue la queja de Bob Dylan cuando hizo Modern Times. No tengo ninguna vinculación con la mayoría de la música que suena a nuestro alrededor. No la reconozco. La entiendo como ofertas comerciales de una industria poderosísima que necesita elaborar sin cesar nuevos productos. No es mi guerra ni es mi cultura. Yo no hago música para vender, aunque me gustaría vender millones de copias. La música para muchos de nosotros sigue siendo una forma de expresión, una manera de comunicarnos, una necesidad visceral. Por eso hay que reivindicar que no toda la música debe ser masiva, ni todos los conciertos hay que darlos en estadios ante 20.000 personas. Yo aspiro a un recinto cómodo, con butacas, con un público que desea escuchar, con un buen equipo, sin interferencias. Sin botellas ni móviles sonando. Podremos equivocarnos mil veces pero nuestras canciones son honestas, aspiran a la cercanía, poseen dimensión humana. Si logran quedarse cinco minutos en nuestra memoria habremos logrado el éxito.


©2005 Sitio oficial de Joaquín Carbonell