Inicio  |  Canta  |  Escribe  |  Prensa  |  Multimedia  |  Fotos  |  Conciertos  |  Enlaces  |  Tienda  |  Contacto

Heraldo de Aragón (10 de abril de 2003)

Joaquín Carbonell: "Es desalentadora la soledad de los creadores sin aparato promocional"
Joaquín Carbonell vuelve a la pelea de los discos con un magnífico cedé titulado "Sin móvil ni coartada", que esta noche presenta en El Café del Prior. El veterano cantautor dice sentir la soledad de los creadores que trabajan sin aparato promocional y discográfico detrás.

Fotógrafo: HERALDO
Joaquín Carbonell fotografiado en el Gran Hotel de Zaragoza en la sesión promocional de su nuevo disco, "Sin móvil ni coartada"

Joaquín Carbonell presenta estos días su nuevo disco "Sin móvil ni coartada"

-¿Qué sustenta a un veterano cantautor en su empeño por seguir haciendo discos en tiempos en que reina el grito sobre la palabra?
-Eso, que reina el grito sobre la palabra. Para compensar.
-¿Ha habido alguna intencionalidad global en la elaboración de las canciones o éstas son pequeñas islas dentro del microplaneta del disco?
-Sí, son obras sueltas. Nunca me he planteado crear una "ópera", una obra temática. Se trata de acumular unas cuantas buenas canciones y cuando tienes suficiente editarlas en un disco.

-¿Eres consciente de que un disco como éste con la firma de Sabina e inclusive de Serrat sería un número uno y contigo puede pasar, lamentablemente, desapercibido? ¿lo vas a defender con uñas y dientes?
-Sí, lo soy. Lo que demuestra mi teoría: La música es una gran industria que a veces es arte. Los profanos todavía creen que la calidad es un factor decisivo; lo es solamente entre los "colocados", los que llegaron. Pero hoy en día es prácticamente imposible que un disco (aunque con calidad) pudiese difundirse si no viene avalado por una gran empresa discográfica. Lo voy a defender, sí, en la medida que se me permita. Y efectivamente, constatar la soledad en que nos movemos los creadores sin aparato detrás, es muy desalentador.
-El disco lleva arreglos e instrumentaciones que priman la sencillez pero al tiempo exhiben una musicalidad exuberante, ¿cómo ha sido posible esto?
-Todo los méritos hay que otorgarlos al productor, José Antonio Romero, pero el autor también tiene su pequeña parte de "culpa". Todo lo que dices indica que probablemente detrás de cada canción hay una melodía y una letra atractivas.
-¿Nacieron así de principio las canciones o ha sido el estudio y el productor quienes han fraguado finalmente esta disparidad tan nutritiva que alimenta el disco?
-Las canciones nacieron así. Tanto que el productor me pidió las canciones desnudas, en una maqueta a guitarra y voz. Pero uno habla con el productor y juntos buscan el ritmo, el ambiente, el clima de cada canción. Bien es cierto que alguno de estos temas tienen ya meses y los he probado en público así que conocía perfectamente cómo tenían que sonar.
-Viva la resistencia, con hermosos fraseos femeninos en francés y ecos de "The partisan" de Cohen, ¿es el manifiesto de un resistente como Carbonell?
-Estoy muy contento de esa canción. La compuse hace un año y parece que tiene tintes premonitores. Aquí sí que se nota la mano de José Antonio Romero muy directamente. Él entendió que esta canción habla del Mediterráneo, de la resistencia en Grecia, en Francia, en España, de una forma de ser relacionada con una cultura. Y claro, está el eco de Leonard Cohen.
-En "Te crees que eres viejo" hay un retrato de la generación nacida en 1980. ¿Con qué intención?
-La canción nació porque un chico de 20 años comentó que se veía muy viejo. Me sugirió que un montón de cosas que tan solo tienen 20 0 25 años parece que estaban con nosotros de toda la vida y son de anteayer. No, un chaval de 20 años es muy joven. Claro que poner todo eso con cierta ironía e ingenio me llevó más de un año.
-El título del álbum lleva a la idea inmediata de un disco y una canción satírica. Luego resulta ser una balada y una letra muy seria. ¿Qué quieres decir?
-Sí, es cierto. Descubrí el título y lo tuve estudiando mucho tiempo, porque es un título muy sugerente, muy atractivo. Sabía que era una canción pero no sabía que tono darle. Finalmente me incliné por la que se publica. Me remite a un término jurídico: cuando algo te ataca sin móvil ni coartada surge algo incontrolado, desde la guerra de Bush hasta el amor al que ya has renunciado. Opté por lo último, claro.
-"Cabeza de chorlito" es una especie de bolero serratiano. ¿Es un homenaje al noi?
-Definitivamente, sí. Es un homenaje a Serrat, que es el inventor de todo esto. Paco Ibáñez fue el padre de la canción intelectual y culta y Serrat de la canción lírica, romántica. Creo que es una canción que podría haber compuesto perfectamente. Pero he evitado sobreactuar; no quería imitar a Serrat sino hacerle un guiño. Espero que cuando la escuche le guste.
-Serrat, Cohen, Dylan, Tom Waits... revolotean por el disco, ¿a quién va destinado? ¿a un público maduro o crees que la gente joven puede entrar en estas canciones igualmente?
-No tengo respuesta. Efectivamente revolotean todos estos autores, que en principio parecen destinados a un público maduro. Vamos a confiar en que existen chavales de 20 años que han escuchado a estos autores y les han gustado. A mí me gustó Brassens con 17 años y no era un rarito. Todos los chicos no son gilipollas ni escuchan Operación triunfo. Pero también hay muchos mayores que les encanta Pau Donés...
-Carbonell ha tenido siempre somarderío para reírse de sí mismo -El reserva-, ¿"Soy un capullo" es otra de tus socarronas andanadas contra ti mismo?
Sí, es una actitud muy saludable. Es una forma de elevar la autoestima del espectador.
-A mi parecer, éste es uno de los mejores discos que se han hecho en España en el terreno de la canción de autor ¿tienes confianza en que el público lo aprecie igualmente?
-Tengo confianza siempre que el ciudadano pueda tener la oportunidad de escucharlo. Ahí tengo mis dudas, ya expresadas arriba. Yo también tengo la sensación de haber compuesto un buen disco, lo que me causa una gran satisfacción, y es una pena que este sistema esté organizado de forma que se prima la rentabilidad. Una rentabilidad además, que va muy unida al concepto de juventud. Todo ello ha arrasado de cuajo la confianza de muchos creadores maduros que no entran en el modelo actual de cantantes.
-"Sin móvil ni coartada" es quizá la única canción con conexiones con los álbumes de los 70. El resto es muy de hoy. ¿Consideras que has encontrado tu sitio definitivo en el tiempo presente?
-Es cierto lo que dices. Sin móvil ni coartada tiene ecos de mis raíces aragonesas; no es algo premeditado, no suelo confeccionar los discos con dosis de sentimientos ni me miro el carnet de identidad. Compongo en función de muchas y diversas pulsiones que no puedo controlar. Pero hay una serie de ritmos, de sonidos, de climas y colores que forman parte de mi patria musical y cultural, es decir, de mi patrimonio. A mí me gusta el blues, el rock, el country, el flamenco, el swing, el bolero, así que será inevitable que todo eso nutra mis composiciones.
-"Los versos de Neruda" es un precioso vals-ranchera. ¿Cómo te vas a defender de quienes de inmediato e inconscientemente te califiquen de Sabina 2?
-No lo sé… Y para más inri Pancho Varona y Antonio de Diego ponen en su coro el "sello Sabina". Sí, es una ranchera-vals con el sello Sabina, pero es que hasta que llegó Sabina no existía este ritmo en la canción actual, él ha reinventado y revitalizado lo mexicano como un sonido próximo a la canción de autor.
-Detrás del disco sé que ha habido un largo tiempo de composición y escritura. No hay ripios. ¿Consideras que por lo general se cuidan poco las letras en la música española de hoy?
-Estoy completamente seguro. Es desolador la poca atención que se le presta a las letras en las canciones. Pero lo más desolador es contemplar cómo mucha gente acepta sin pestañear estas canciones. Hombre, no se trata de escribir filosofía en la música popular; la música popular habla del hombre actual, de sus sentimientos, y lo deseable es que se haga con palabras sencillas, con imágenes vertiginosas, con ideas renovadas, pero no con ripios descuidados, manifestando que no se tiene ningún respeto por la palabra.
-¿Cómo será la presentación del café del Prior?
-Vamos a interpretar casi todas las canciones del disco, con alguna antigua que rememore la memoria del espectador. A estas alturas sé que estará Valerie Charlot, la cantante francesa, estará Fernando Bastos, estará Pepe Vázquez, además de mis propios músicos. Los invitados "madrileños", incluido el productor, están volcados intensamente en grabar el nuevo himno del Atlético de Madrid y no sabemos si llegarán a tiempo.

Matías Uribe



©2005 Sitio oficial de Joaquín Carbonell